FAIL (the browser should render some flash content, not this).
Ofertas
OFERTÓN MES DE NOVIEMBRE
Últimas Noticias
Cantabria es el sexto destino más demandado de turismo rural
Bar Restaurante La Terraza
Disfruta de la mejor cocina tradicional cántabra a sólo 20 metros de la posada.
El Pueblo y alrededores
Quiero que sus sones puedan traspasar las montañas más altas y el inmenso mar...
Actividades
Todas las actividades para pasar unas vacaciones inolvidables.

Últimas Noticias 
volver al listado de noticias

Miércoles 31 de Marzo de 2010

El Oso Pardo

La Federación Cántabra de Caza y la Fundación Biodiversidad firman un convenio, dentro del programa "Caza y Oso", con aportación de 180.000 euros, para que los participantes en las cacerias en Liébana y Polaciones, principalmente, esten advertidos sobre la marcha de la posible presencia del Oso Pardo y no abatan a ninguno por error.

El Oso Pardo mantiene en Cantabria una población estimada de entre seis y diez miembros, que se mueven principalmente en la Comarca de Liébana, entre las poblaciones de Pesaguero, Vega de Liébana, Camaleño y la Hermandad de Campoo de Suso (y en menor medida en Cabezón de Liébana, Cillorigo y Polaciones).

Este grupo de Oso Pardo forma parte de la treintena de plantígrados que ´comparten´ la parte oriental de la Cordillera Cantábrica (Cantabria, Palencia y los montes de León), a los que hay que sumar la osa con una cría que ha pasado el invierno en Liébana sin hibernar.

La Fundación Oso Pardo a firmado un convenio con la Federación Cántabra de Caza en el que se recoge por escrito el acuerdo verbal al que llegaron ambas entidades hace 20 años para preservar el hábitat natural del oso pardo del Cantábrico, una especie en peligro de extinción.

El convenio supone captar 180.000 euros para dos iniciativas concretas y forma parte del proyecto ´Caza y Oso´, en el que colaboran los gobiernos de Cantabria y Asturias y la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente.

Con estos fondos se editará una guía que explicará cómo cazar en zonas oseras y, además, se repartirán 80 transmisores entre los cazadores. Esta herramienta es importante, sobre todo en las cacerías de jabalí, para que los participantes se adviertan sobre la marcha de la posible presencia del Oso Pardo y no abatan a ninguno.

En los últimos años, es frecuente encontrarse con el oso pardo durante las jornadas de caza del jabalí en Liébana y Polaciones y los cazadores se lo toman con respeto. Las cuadrillas son sensibles y se tiene cuidado. Y si se ve una osa con crías se suspende la batida y nadie protesta.






© 2007 Posada Valle de Güemes. Todos los derechos reservados    Contacto   |   Mapa Web   |   Términos de uso   |   Política de privacidad   |